El Chorro de Quevedo

Dice la historia que le Chorro de Quevedo era el lugar donde el Zipa observaba la sabana de Bogotá. En el año de 1832 el Padre Agustino Quevedo instalo una fuente de agua pública, agua que se mantuvo hasta el año 1986.

Basándose en maquetas e imágenes antiguas en el año de 1969 se reconstruyo la plazoleta. Momento en el que se le empezó a dar relevancia al lugar, se recreo la antigua fuente y la capilla de San Miguel del Príncipe, aparentemente inspirada en el Humilladero que era una humilde ermita que instalaron los conquistadores en lo que hoy en día es el Parque Santander.

Un lugar histórico llamado El Chorro de Quevedo

La Plazoleta del Chorro que Quevedo es una de las principales atracciones históricas y culturales de Bogotá; visitarlo es transportarse a otra época, rodeada de edificios coloniales, edificados sobre calles empedradas; en los alrededores del Chorro de Quevedo encontramos las más importantes universidades de la capital y ademas de todo Colombia. El teatro Calarca, Teatro Libre, la fundación La Candelaria, La Universidad el Externado entre otros lugares, hacen parte de los alrededores del chorro de Quevedo.

Plaza del Chorro de Quevedo en Bogotá

Es y ha sido un epicentro de encuentros socio culturales, fuente de trabajo y punto de referencia en la Candelaria y el Centro Histórico de Bogotá. Millones de hombres y mujeres de todo el mundo han caminado por sus empedradas calles. Los habitantes del sector en tiempos coloniales recurrían allí a extraer agua, para labores domesticas.

El chorro de Quevedo es un lugar para conocer e interactuar ideas culturales dentro de un ambiente de risas y cientos de actividades que nos permiten tener un contacto más directo con la cultura de Bogotá.

Actualmente la plazoleta es visitada a diario por turistas, estudiantes, intelectuales de la ciudad, entre muchos más y esta rodeada mucho comercio como restaurantes, cafés y tiendas de artesanías.

¿Qué encuentro en el Chorro de Quevedo?

En el Chorro de Quevedo puedes conocer nuevos amigos, pasear, disfrutar de de la fuente, conocer sobre el lugar y su fundación, conocer la capilla, tomar una foto con los grafitis en las paredes, la comida es exquisita, podemos beber una buena chicha o un deliciosa cerveza. Las calles son angostas y tienen nombres muy particulares, en general es un placer que no te debes perder de Bogotá tanto como turista o como ciudadano.

Conozca la historia de Bogotá desde el Chorro de Quevedo

Localidad
Sección